jueves, 24 de noviembre de 2016

Escenas callejeras

































1 comentario:

jaime iglesias caballe dijo...

Las fotos "robadas" siempre tienen algo especial, el no saber la reacción del fotografiado siempre crea ese poco de nerviosismo, aunque a veces una sonrisa soluciona la desconfianza.
Un saludo y buenas fotos.